Astrologia Experimental

Inicio » Ciencia » Lingüística » El símbolo

El símbolo

superconcepto simbolo astrológicoLo primero que creo que hay que saber sobre los símbolos es que son superconceptos, es decir, no son conceptos abstractos normales. ¡Su nivel de abstracción es de nivel 200! Este altísimo nivel de abstracción es lo que los convierte en superconceptos.

¿Os podéis hacer una idea de la abstracción que supone un concepto astrológico? ¿Os acordáis de lo que pasaba cuánto más abstracto era un concepto? ¿Os imagináis la cantidad de objetos que puede incluir un concepto astrológico? ¿Os imagináis lo ambiguo que puede ser un concepto astrológico?

C.G. Jung, experto en simbología, caracteriza el símbolo como representación de algo

“vago, desconocido u oculto para nosotros. (…) Nunca está definido con precisión o completamente explicado. Ni se puede esperar definirlo.”

símbolosFilosofías profundas como el taoísmo, disciplinas esotéricas como el tarot o la alquimia. Todas ellas hacen uso de símbolos. Y como en astrología, es absolutamente necesario. Necesario, porque jamás se podría evitar el uso de superconceptos.

Los símbolos o superconceptos contienen tanta sabiduría concentrada… es la única manera de tener consciente algunas verdades muy profundas. Es la única manera de poder contener dentro de nosotros de una forma consciente aquello que es casi infinito. Es la única manera de contener realidades tan inmensas, cósmicas, en nuestras mentes tan ínfimas. Es la única manera de tener sintetizado lo que si estuviera mostrado en toda su extensión haría que nos estallara la cabeza.

No me puedo extender pero diré que los símbolos delegan la mayor parte del trabajo de comprensión al inconsciente a causa de las limitaciones de nuestro consciente. El consciente, como decía, sólo se ocupa de buscar un modo de sintetizar toda la comprensión y este modo de sintetizar son los símbolos. Y es que el consciente es fundamental también en muchas de estas disciplinas pues el consciente es un buen director y organizador, pero como trabajador deja mucho que desear. Por ejemplo, según el psicólogo John Bargh, el consciente, en el mejor de los casos, sólo es capaz de procesar 50 bits/s. En cambio, el inconsciente puede procesar 11.000.000 de bits/s. Por otro lado, el psicólogo George Miller sostuvo, en 1956, que el número máximo de “cosas” que podemos mantener en nuestra memoria a corto plazo, en un momento dado, es siete, con un margen de error de más-menos dos. Los símbolos no suelen necesitar muchos ítems pero sin embargo esconden un número ingente de información. Pero esta información no es para el consciente sino para delegar al inconsciente.

Símbolo de Sagitario

sagitarioCuando digo “Sagitario” estoy diciendo una palabra que es un superconcepto, un símbolo. Un símbolo es aquello que cuando lo dices no piensas inmediatamente una definición bien delimitada sino que hay una sensación, pura semántica. Si al decir “sagitario” alguien, inmediatamente, piensa en una definición que cree definitiva, entonces es que no ha entendido nada. Sagitario no es fe, entusiasmo u optimismo. También estas palabras son superconceptos, símbolos menores que no pueden definirse. Recordar lo que decíamos del inconsciente y el consciente. El símbolo nos sirve para fijar en un cuadradito un área inmensa del universo, es una adaptación a nuestro limitado consciente.

Aprender o asumir un símbolo es algo largo, lo más alejado a la inmediatez. Asumir un área inmenso del universo –que es lo que hace un símbolo- nos obliga, si queremos hacerlo bien, a hacerlo poco a poco, digerirlo poco a poco, a modo de rumiante. Además, lingüísticamente, ahora sabemos que los conceptos se definen a través de su proceso de abstracción y el proceso de abstracción que define un superconcepto superabstracto era de doscientos niveles. Es un trabajo inmenso. Necesitamos nuestro superordenador llamado inconsciente. He escogido el símbolo de Sagitario también porque a partir de su esencia podemos extraer una reflexión acerca de lo que es un símbolo y de su relación con el lenguaje y la comunicación efectiva. Sagitario es un signo que refiere a un tipo de fuego muy especial: a las brasas, justo el tipo de fuego que permite el cocinar a fuego lento. No es casualidad que los Sagitario seamos los que utilizamos un lenguaje más abstracto, diría simbólico, como los Piscis. No es casualidad que los opuestos de Sagitario y Piscis, es decir, Géminis y Virgo, tengan la gran habilidad de ser concretos y precisos en el lenguaje, y cuyo planeta regente sea el planeta que permite la comunicación: Mercurio.

*Fragmento de la ponencia de Aleix Mercadé en el II Congreso de Astrología de Barcelona en Noviembre del 2012.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s