Astrologia Experimental

Inicio » Datos » Los aspectos Mercurio-Neptuno y la capacidad de memorización

Los aspectos Mercurio-Neptuno y la capacidad de memorización

Entradas recientes

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 126 seguidores

DIGITAL CAMERAHoy publicamos un artículo de Alison Chester-Lambert, astróloga que efectuó un estudio en la Universidad de Stafford en 2004 para contrastar si los nativos con un aspecto entre Mercurio y Neptuno tenían más problemas para memorizar. Para ello, se realizó un experimento con 69 sujetos, a quienes se les sometió a una prueba clásica en psicología cognitiva.

En AE valoramos especialmente cualquier estudio que establezca puentes entre la Astrología y todo el abanico de herramientas y conocimientos conquistados en la actualidad.

El estudio traducido:

……………………………..

Mercurio, Neptuno y la habilidad de memorizar

De Alison Chester-Lambert

Esta investigación fue realizada como parte del curso de post-graduado en psicología cognitiva supervisado por la Universidad de Stafford en 2004. Recibió una distinción y fue publicado posteriormente en el Correlation Journal of Research in Astrology en 2009

RESUMEN

 Casi todo lo que hacemos depende de nuestra capacidad de recordar el pasado. Este experimento busca aportar datos cuantitativos a partir de la exploración de dos cuestiones relativas a la memoria. Miller (1956) teorizó acerca de que una persona en promedio puede retener 7 ítems/trozos de información en la MCP (Memoria a Corto Plazo). Este experimento confirma que el promedio también es 7 cuando se utiliza una prueba de distracción que traspasa las palabras aprendidas a la MLP (Memoria a Largo Plazo).

Esta investigación también analiza la posibilidad de que la relación entre Neptuno y Mercurio, pueda indicar diferencias en la capacidad de memorizar. La hipótesis experimental predice una capacidad menor para aquellos con un aspecto Mercurio-Neptuno en sus horóscopos. Sin embargo, los resultados demostraron lo contrario, con el grupo Mercurio-Neptuno logrando una puntuación promedio de 8,27 comparado con el resultado del otro grupo de 6,66 sobre 20. El trabajo de Westran (2001) proporciona una referencia interesante, puesto que él también obtuvo resultados de importancia al examinar una correlación entre los aspectos Mercurio-Neptuno y en un grupo formado por detectives de policía.

Concluyo que el uso del modelo astrológico del universo podría proporcionar a la psicología cognitiva una nueva visión del mundo desde el que desarrollar diferentes perspectivas para la investigación.

INTRODUCCIÓN

La psicología cognitiva puede definirse como el estudio del cerebro y su manera de procesar la información, o de los procesos mentales que causan la comprensión y el ‘saber’. La capacidad para recordar es una función clave en nuestros procesos cognitivos. Somos capaces de registrar nuestras experiencias, y a esto se le llama memoria. Posteriormente, dicha información puede estar disponible para recuperarse y realizar otras actividades mentales. Como el proceso del pensamiento y la resolución de problemas dependen en gran medida del uso de experiencias previas, puede verse que nuestra capacidad para recordar es fundamental para casi todo lo que hacemos. (Groome, 1999)

En 1890 William James fue uno de los primeros psicólogos que teorizó que existían dos tipos diferentes de ubicaciones para la memoria, que ahora se llaman Memoria a Corto Plazo (MCP) y Memoria a Largo Plazo (MLP). La MCP se refiere a los primeros segundos que retenemos la información en nuestra conciencia y la MLP a la información que ha pasado al almacén de información. En 1969, Atkinson y Shiffrin sugirieron una estructura de memoria multi-almacenamiento que acepta la teoría de la MCP y la MLP, y se le añadió este concepto a esta teoría. La memoria tiene tres procesos distintos pero interrelacionados; el primero es el registro o entrada, el segundo es el almacenamiento, y el tercero es la etapa de salida, cuando se recupera la información. El almacenamiento se estudia a través de pruebas de capacidad de las personas para memorizar. (Groome, 1999)

Aunque se aceptó que la MLP pueda tener una capacidad infinita, Ebbinghaus en 1885 y Wundt en la década de 1860 fueron los primeros de muchos psicólogos en mantener que la MCP tenía una capacidad limitada. En 1956 Miller teorizó que en general una persona en promedio puede recordar entre 5 y 9 bits o trozos de información en su memoria de corto plazo, siendo 7 el número más común. (Gross, 1996)

La investigación de Atkinson y Shiffrin en 1971 probaron que somos capaces de retener información en la MCP de 15 a 30 segundos, y que se puede incrementar con la práctica. Sin embargo, podemos distraernos fácilmente con otros estímulos. Después de aproximadamente 30 segundos sin usar, la MCP olvida la información o la transfiere a la MLP. (Gross, 1996)

Según un estudio completado por Glanzer y Cunitz en 1966, la manera más remarcada de definir el recuerdo de la MCP y la MLP, consiste en separar la entrada de información y recordar después de una prueba de distracción de 30 segundos, de la misma forma que se ha realizado en este proyecto de investigación. De esta manera las últimas palabras no pueden ser recordadas mediante la MCP, y todas las palabras tendrán que recordarse desde la MLP. Pero las palabras tendrán que pasar a través de la MCP, y así el límite promedio de recuperación de palabras sigue siendo de 5 a 9 elementos siendo 7 la media. (Gross, 1996)

Las versiones de la prueba simple de memoria (recall test) utilizada en este proyecto de investigación pueden encontrarse en muchos libros de investigación académica, y se espera que los resultados sean similares a ellos. Sin embargo, esta investigación también busca explorar la posibilidad de usar el simbolismo de la astrología para predecir la capacidad humana individual para memorizar.

El uso de la astrología para ayudar a nuestra comprensión del universo es una ciencia que ha sido usada por los seres humanos en mayor o menor medida desde tiempos muy tempranos. Todo en el universo está conectado en sí mismo de una forma misteriosa que aún no hemos comprendido, pero ya en el 1845 el físico Michael Faraday postuló teorías acerca de los campos electro-magnéticos galácticos. (www.phy.hr/~dpaar/fizicari/xfaraday.html) Es innegable que la estructura celular sigue el patrón del sistema solar, que tiene partículas alrededor de un núcleo central. (Tyson, 1982) “Como es arriba, es abajo” escribió al principio de la Tabla Esmeralda Hermes Trismegisto. Las mareas de nuestro planeta, y muchos otros ciclos reproductivos, incluyendo las mujeres, están sincronizadas con el ciclo lunar.

El horóscopo es un mapa de las posiciones planetarias en el sistema solar en el momento que una persona nació. Los astrólogos atribuyen el significado a la posición de los planetas, y su relación angular entre sí (llamado un aspecto), usando los 360º de la geometría del círculo. (Harvey, 1982)

Neptuno simboliza en el horóscopo, entre otras cosas, un anhelo conmovedor para volver a la fuente de la vida, el universo de agua y la existencia primordial. Nos llena con imaginaciones acuosas, de ensueño e irresistibles obsesiones de carácter idealista, pero a menudo inalcanzables como mortales. La resonancia de Neptuno es tan tentadora e intocable como la creación misma, dando una compulsión por la fusión psíquica, que puede conducir a la destrucción del pensamiento racional como uno busca el olvido en lo divino. (Greene, 1996)

Su efecto en la mente humana es de confusión, decepción, ilusión y como si hubiera niebla. El poder del artista que crea desde la imaginación puede ser a expensas de la realidad aparente, por lo tanto, que un individuo nazca con una estrecha relación entre esta necesidad mística cósmica, y su necesidad mortal a pensar, aclarar, separar y definir, puede que tenga una pelea frustrante entre sus manos. Neptuno es un devorador insoportable del orden, y se debe esforzar para combatir el ego individual priorizando en su autonomía y autocontrol.

Mercurio, por el contrario, representa el funcionamiento cognitivo, la comunicación, la mente racional y objetiva, sencillamente, el nombre de las cosas. (Tompkins, 1989)

Neptuno aspectado con Mercurio puede hacer la mente bastante intuitiva, instintiva, imaginativa y creativa, pero también puede producir pensamiento vago y puede llevar a confusión fácilmente. Las personas con Mercurio/Neptuno son despistados, a menudo van a la deriva y pueden llegar a nublarse cuando necesitan claridad. Esta hipótesis se diseñó para explorar esta distracción o falta de memoria, y ver si podría ser probado científicamente con una prueba de memoria que necesita atención y concentración.

Sin embargo, la astrología, como una ciencia, lucha para llevar a cabo los métodos de investigación científica para confirmar estas cuestiones. Según Eysenck y Nias (1982), hay poca prueba científica de su fiabilidad. Gran parte de la investigación disponible es de naturaleza cualitativa, se basa en la posición del sol en el momento del nacimiento, e ignora la luna y los otros 10 planetas significativos. (Dean, 2003)

Sin embargo, un proyecto de investigación llevado a cabo por Paul Westran en 2001, y aunque consistía sobretodo en relacionar el signo solar con el rango de los policías, se dio cuenta en el apartado de la discusión que “Mercurio-Neptuno se muestra particularmente en las cartas natales de detectives, pero Neptuno (siendo de moción lenta) puede aspectar a Mercurio (de moción rápida) tan a menudo, que resulta estadísticamente poco común nacer sin algún aspecto armónico entre los dos.” (www.isarastrology.com)

Esta investigación explora la posibilidad de que la interacción de estos dos símbolos planetarios -Neptuno y Mercurio- pueda indicar una tendencia en la capacidad humana de memorizar, sin embargo, también será interesante observar cómo de frecuente ocurre dicho contacto en una selección aleatoria de sujetos.

OBJETIVO

Casi todo lo que hacemos depende de nuestra capacidad de recordar el pasado. Como puede verse en la primera parte de la introducción, los científicos lo han explorado de forma activa desde hace cientos de años, y todavía no entienden por completo cómo recordamos.

Este proyecto de investigación está diseñado para explorar la posibilidad que la Astrología o el estudio del cosmos nos pueda dar patrones identificables que ayuden a comprender el mecanismo de la memoria, o más específicamente, del recuerdo.

DISEÑO

Este fue un experimento de campo entre sujetos o un diseño independiente utilizando dos grupos de sujetos. El experimento comparó la capacidad de un grupo quienes tienen un Mercurio en contacto con Neptuno en sus horóscopos (la variable independiente), para recordar 20 palabras con un factor bajo de identificación a través de imágenes -listado de palabras de 4 letras de alta frecuencia- con otro grupo que no tienen un Mercurio en contacto con Neptuno en sus horóscopos. La variable dependiente fue la capacidad del participante para memorizar la lista de palabras.

PARTICIPANTES

Los participantes fueron buscados por una selección al azar. El autor y tres amigos de diferentes lugares geográficos pidieron la participación a sus colegas de trabajo, amigos y familia. Esto dio lugar a una amplia variedad de perfiles educativos, académicos y sociales de Inglaterra, como un responsable de oficina de Lancashire, obreros y estudiantes de Staffordshire, y emprendedores de Londres. Se seleccionaron sujetos de cualquier edad a partir de los 16 años y no se tuvo en cuenta el género. Se analizaron un total de 69 personas. El grupo Mercurio-Neptuno formado por 22 sujetos y el segundo grupo por 47. Se desconocía a qué grupo pertenecía cada sujeto hasta realizar el horóscopo después de la prueba.

MATERIALES

Paivio en 1969, y Richardson en 1972, destacaron la importancia de las imágenes como una ayuda a la memoria. En 1974 Richardson llegó a la conclusión que esto se aplica a las palabras de la MLP pero no para la MCP. (Gross, 1996). Se escogieron las palabras para esta prueba que tuvieran un factor bajo de identificación a partir de imágenes, uno de los puntos del diseño de la prueba era explorar la influencia de la imaginación para facilitar o impedir el proceso del recuerdo. El planeta Neptuno representa la capacidad imaginativa.

Tulving en 1980 probó que los participantes organizan de forma espontánea la lista de palabras para recordarlas. (Gross, 1996) Con el fin de reducir que esto ocurra en este experimento, se utilizaron palabras que no se presten a la agrupación fácilmente. Además, las palabras elegidas son de 4 letras de la lista Dolch de las 220 palabras más usadas en el idioma inglés. Estas palabras representan entre el 50 y el 75% de lectura excluyendo los nombres propios. (www.senter.co.uk) Su tamaño uniforme y la alta frecuencia reducen el impacto de que sean raras y peculiares, que es otro factor en la memoria. (Gross, 1996) Las palabras son fáciles de comprender y muy familiares.

La prueba consistió en 4 hojas de papel A4 grapadas. (Ver apéndice A) La hoja delantera es en blanco para que no empiecen a leer anticipadamente la lista de palabras. La siguiente página revela la lista de palabras. Las 20 palabras escogidas se encuentran escritas en dos columnas en una fuente de letra grande, ‘Arial’, con espaciados. La siguiente página contiene una prueba aritmética simple como distracción, 7 sumas con sus respectivas respuestas para que el participante marque si es correcta o incorrecta. Se tarda 30 segundos en realizar, ya que es el tiempo que tarda la información en olvidarse de la MCP. La última página es para escribir las palabras que se recuerdan, e indicar la fecha, el lugar y la hora de nacimiento para construir el horóscopo.

Se utilizó el programa astrológico Solar Fire para construir los horóscopos con la información proporcionada. En el apéndice B se puede observar un ejemplo de horóscopo. Se indican los símbolos de Neptuno y Mercurio. La descripción de los detalles astronómicos se encuentra en el apéndice C.

PROCEDIMIENTO

Los participantes fueron instruidos para estudiar y aprender las palabras en un minuto mientras se les cronometraba. Después de un minuto se daba vuelta a la hoja y completaban la prueba de distracción, en general se tardaban 30 segundos. Entonces pasaban la hoja y escribían tantas palabras como podían recordar en un minuto. Con el fin de reducir la sensación de no hacerlo bien, se indicó en la parte superior de la hoja que se trataba de una prueba astrológica que examinaba cuánto recordaban y cuánto no. Se le preguntaba al participante sus datos de nacimiento, fecha, hora y lugar para construir su horóscopo.

Se recopilaron datos a partir de 4 delegados actuando por separado. Se anotaba el delegado que había recopilado los datos en la parte de atrás de la hoja y el lugar de procedencia, aunque se mantuvieron como anónimos. Se llevaron a cabo las pruebas en el lugar de trabajo de los sujetos por motivos prácticos, pero se centraron en los 3 minutos requeridos.

RESULTADOS

Se solicitó a 69 sujetos que tomaran parte en una prueba de memoria de 20 palabras de 4 letras de uso frecuente y con un factor bajo de identificación a través de imágenes. 22 de ellos tenían aspectado Mercurio con Neptuno en su horóscopo y 47 no.

El grupo de Mercurio-Neptuno obtuvo una puntuación media de 8,27 de un total posible de 20 con una desviación estándar de (sx) 2,93. El 100% de las puntuaciones están dentro de una desviación estándar de 3 sobre el promedio.

El otro grupo obtuvo un promedio de 6,66, con una desviación estándar de 2,86. El 97,9% de las puntuaciones están dentro del promedio estándar de 3.

El promedio total de los dos grupos combinados fue de 7,17 con una desviación estándar de (SX) 2,96.

Se incluye un polígono de la frecuencia para demostrar la frecuencia relativa de las puntuaciones de cada grupo. (Apéndice D) A causa de que los grupos no son del mismo tamaño se decide estandarizar la frecuencia de las puntuaciones convirtiéndolas a términos porcentuales.

TABLA ESTADÍSTICA DESCRIPTIVA

Los resultados para la prueba de memoria para un grupo con Mercurio y Neptuno aspectado en sus horóscopos y un grupo sin dichos aspectos.

  Mercurio/Neptuno Otro grupo Ambos Notas grupos
Promedio

 

8,27 6,66 7,17 x
Modo

 

7 y 8 4 y 6 6  
Desviación estándar (sx) 2,93 2,86 2,96 SD
Número de sujetos 22 47 69 n

DISCUSIÓN

Cuando combinamos los resultados de los dos grupos, este experimento confirma el resultado de Miller en 1956, en el cual los sujetos recordaban un promedio de 7,17 palabras de una lista de 20.

Sin embargo, se mantiene la hipótesis nula, con la presencia del aspecto de Mercurio-Neptuno en los horóscopos de los sujetos, pues no está de acuerdo con los promedios esperados: el resultado de la capacidad para recordar es menor en aquellos que no tienen este aspecto.

Sin embargo, los resultados fueron muy interesantes ya que muestran una diferencia real entre los dos grupos, pero contraria de la predicción de la hipótesis experimental. El grupo con el aspecto Mercurio-Neptuno tuvo un promedio mayor que el grupo que no lo tenía. Esta diferencia de 1,61 en promedio representa un incremento de un 24% por encima del promedio medio de los que no tienen el aspecto Mercurio-Neptuno.

Otro interesante hecho que ha aparecido en esta investigación es el porcentaje de sujetos que contaban con un aspecto Mercurio-Neptuno en sus horóscopos. En la investigación llevada a cabo por Paul Westran acerca de la policía británica (2001), se dio cuenta que esta combinación se apreciaba de forma predominante en los horóscopos de los detectives, pero especuló acerca de que la razón podía ser por la velocidad en que Mercurio se mueve alrededor del Sol (menos de un año) y el movimiento más lento de Neptuno (184 años). Comentó que estadísticamente podía ser lo más común nacer con un aspecto entre estos dos planetas. Esta investigación muestra que es precisamente lo contrario. De los 69 sujetos, 32% tenían un aspecto entre Mercurio y Neptuno, y un 68% no.

La investigación de Westran muestra que 61 de cada 100 policías tenían Neptuno y Mercurio aspectados (61%). Hecho que parece alta a la luz de la presente investigación. Al haber realizado una selección aleatoria, siendo bastante representativa de la población que sugiere tan sólo un 32%. Esta investigación confirma que Westran tenía razón, al indicar que una alta probabilidad de encontrar el aspecto Mercurio-Neptuno en los horóscopos de los detectives. Puesto que es evidente, a partir de mi investigación, encontrar dicho aspecto, que significa una mayor capacidad para memorizar, puedo suponer que esta capacidad resulta útil en la vocación de detective.

Una de las principales críticas de este experimento podría ser que la muestra es pequeña, y una muestra mayor podría dar un resultado diferente, sin embargo, creo que este resultado es suficientemente representativo para justificar otra investigación a gran escala. En estudios siguientes podría ser útil aplicar una prueba estadística inferencial para tener la probabilidad de conseguir este resultado.

Otra crítica podría ser que variaron las condiciones de cada sujeto, ya que la prueba no se realizó en condiciones de laboratorio. Sin embargo, las pruebas fueron llevados a cabo en el entorno familiar del lugar de trabajo del sujeto, por lo que deben haberse sentido a gusto y más cómodos.

A pesar de que el grupo con el aspecto Mercurio-Neptuno comentaron acerca de su distracción, ya sea porque pierden sus llaves o no recuerdan los números de teléfono, luego se probó que si están realmente concentrados pueden memorizar mejor que la media. Puede ser que el hecho de ser olvidadizos y la capacidad de memorizar una lista de palabras sean dos habilidades diferentes. Greene (1996) comenta que se acusa a las personas con Mercurio-Neptuno de soñar despiertos y de perezosos en la escuela, y esto puede llevar a sentimientos profundos de inadecuación intelectual. Tal vez han tenido que aprender a memorizar mejor que los otros como una manera de superar dicha percepción. Ellos han tenido que aprender a aprender.

Este experimento tiene un valor cuantitativo,  y es por eso que estos resultados dependen de los hechos demostrables a partir de la puntuación obtenida, en lugar de una opinión, más difícil de probar y comprender. Sería interesante repetir este experimento con una prueba de inteligencia IQ ya que podrían analizarse diferentes funciones de la actividad cognitiva a la luz de la herencia astrológica de los sujetos.

mercurio neptuno.png

Referencias

DEAN, G. (24/12/2003). What tests are Easy? Sources of Information. Astrology and Science. http://www.astrology-and-science.com (Accessed on 27/01/2004)

THE DOLCH SIGHT WORDS LIST http://www.senter.co.uk (Accessed 04/01/2004).

GREENE, L. (1996) The Astrological Neptune and the Search for Redemption. York Beach: Samual Weiser, Inc.

GROOME, D. et al (1999) An Introduction to Cognitive Psychology Processes and Disorders. East Sussex: Psychology Press Ltd.

GROSS, R. (1996) Psychology the Science of Mind and Behaviour. London: Hodder and Stoughton.

HARVEY, C. (1982) Learning Astrology. London: Faculty of Astrological Studies.

PAAR, D. (no date). Michael Faraday. http://www.phy.hr/~dpaar/fizicari/xfaraday.html (Accessed on 12/3/2004)

TOMPKINS, S. (1989) Aspects in Astrology. 8th ed., Dorset: Element Books Ltd.

TYSON, D. (1982) Learning Astrology. London: Faculty of Astrological Studies.

WESTRAN, P. (2001) Police Data. http://www.isarastrology.com. (Accessed on 27/01/2004)

Artículo original: http://www.midlandsschoolofastrology.co.uk/astrological_cognitive_psychology_research.html

Traducción: Joan Candini

Revisión: AE

Anuncios

2 comentarios

  1. Excelente articulo, gracias por la traduccion!

  2. mariana44c dice:

    Muy interesante artículo. Yo tengo la conjunción de Mercurio y Neptuno, y siempre me resultó curioso por qué me cuestan tanto las disciplinas exactas (matemática, lógica, química) y, en cambio, todo aquello que sea literatura e historia, por ejemplo, me resulta sorprendentemente fácil. Siempre tuve gran habilidad para captar ideas y memorizar conceptos en pocos segundos; supongo que este es el origen de ello. Excelente investigación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s