Astrologia Experimental

Inicio » Epistemología » ¿Qué se puede esperar de la interpretación de una carta astral?

¿Qué se puede esperar de la interpretación de una carta astral?

Entradas recientes

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 127 seguidores

Ejemplo de carta natal (Sistema de casas Koch)

No esperemos que la información que proporciona una carta astral explique (ni mucho menos “acierte”) la personalidad de una forma total y absoluta. La personalidad no depende solamente de nuestro “ser astral”. También son determinantes -aunque tampoco de forma absoluta- la genética, el contexto socio-cultural en el que nacimos y crecimos, las personas y experiencias que han formado y forman parte de nuestra vida, la evolución personal hasta el momento, etcétera.

Cuantificar con exactitud en qué grado nos condicionan los planetas es algo todavía por determinar por la comunidad astrológica. Nuestras propias investigaciones nos animan a creer que condicionan en un porcentaje muy elevado. 

Siendo consecuente con esta forma multi-dimensional de entender la personalidad en la que la astrología no la explica absolutamente, para una descripción más rigurosa de ésta pienso que son necesarias una serie de consultas orientadas a buscar los lazos de conexión entre la información proporcionada por la carta astral y la vida en concreto del consultante, es decir, su comportamiento, pensamientos, emociones, entorno, experiencias del pasado, etc. Establecer estos lazos proporcionaría un conocimiento bastante más profundo sobre uno mismo/a y, sobretodo, de la propia carta astral.

La carta astral como supersíntesis

Estaremos de acuerdo que una carta astral proporciona un esquema sintetizado muy completo de la complejísima personalidad.

sócrates¿Y qué significa que sea algo sintetizado?

Quiere decir que concentra en poco espacio mucha información. Por ejemplo, una frase célebre que sintetiza muchísimo saber es el “yo sólo sé que no sé nada“.

A simple vista, siguiendo con esta frase, todos podemos hacernos una idea de lo que significa -y ello ya puede aportarnos algo positivo- pero si lo que queremos es comprenderla auténticamente, y esto es comprender lo que Sócrates/Platón pretendía comunicar, entonces deberemos hacer un análisis del contexto del pensamiento socrático/platónico y de los diálogos -escritos por Platón- entre Sócrates e individuos que presuntamente presumían diciendo “saber” algunas cosas (“saber” que Sócrates no dudaba en poner a prueba).

Lo mismo pasa si queremos comprender auténticamente la información que contiene una carta astral.

Es cierto que conociendo el esquema sintetizado de una personalidad podemos comprender muchas cosas de una vida en concreto, pero como pasa con muchas síntesis, sin análisis al detalle de lo sintético, lo sintético puede ser fácilmente malentendido o entendido con poca precisión. Es decir, recibiendo una única interpretación de una carta astral podrás comprender muchas cosas de tu vida en concreto, pero para asegurar una comprensión profunda y ajustada será necesario ir más allá.

La diferencia entre patrones de conducta y conducta

patrones no es conductaUna sola consulta, sin el apoyo de herramientas para explorar una vida en concreto, puede informar de patrones de conducta, es decir, de aquello que guía la conducta (y los procesos internos). Y esto ya tiene un valor enorme. Pero, sin embargo, lo que guía la forma de pensar, de sentir, de hacer, de vivir, etc. no son los pensamientos, sentimientos, comportamientos o experiencias en concreto.

patrones y conductasDicho con un ejemplo, si yo veo en tu carta astral que tienes Mercurio en Capricornio puedo informarte de cuál es tu patrón a la hora, por ejemplo, de comunicarte. Entonces podré decirte que tu comunicación estará muy sujeta a controles internos de calidad. Esta información es un patrón de conducta, algo bastante abstracto y difícil de entender. Una conducta relacionada con este patrón de conducta es, por ejemplo, que cuando preparas la ponencia para un congreso, la preparas al milímetro y te ocupas de estar bien documentado/a en cada una de las afirmaciones que comunicarás. Por supuesto, dicha conducta no se encuentra en tu carta astral, no obstante el patrón que guía la conducta sí está registrado en tu carta astral, en este caso por tu Mercurio en Capricornio.

En conclusión, patrones de conducta y conducta son dos niveles diferentes. La astrología puede informar de uno de estos niveles: el nivel menos accesible y más profundo. No obstante, recibir la información de un solo nivel, sin relacionarlo con el otro nivel, dificulta una comprensión profunda y correcta de este nivel. Es por ello que creo tan beneficioso empezar una serie de consultas en las que se hable de pensamientos, sentimientos, actos o experiencias en concreto, e irlo hilando todo, de una forma comprensiva y concreta, con los patrones de conducta que describe tu carta astral.

Todo un apasionante viaje de profundo autoconocimiento…

Más información sobre cómo entiendo la comunicación del lenguaje astrológico clickando en el siguiente enlace:

http://transformandoelinfierno.files.wordpress.com/2012/11/ponencia-sobre-los-problemas-del-lenguaje-astrolc3b3gico-de-aleix-mercadc3a9-ii-congreso-de-astrologc3ada.pdf

Anuncios

2 comentarios

  1. Edwin Solano dice:

    Interesantísimo. Esto contrasta con la idea de que la carta astral personal, ajena y colectiva y los planetas dominan todo el accionar humano.En ese caso el ambiente sería en términos astrológicos, los tránsitos y la información astrológica de las personas con que nos topamos. Obviamente, ni los tránsitos ni la información astrológica de las personas con que nos topamos están a ciencia cierta señalizados en nuestra carta astral particular, o sea, que entiendo, que puede haber factores externos al discurrir astrológico. Sin embargo, mi inquietud es esa, viendo las cosas en una perspectiva más amplia, ¿todo está determinado por los astros (entiendo determinación como analogía o sincronicidad), o hay un margen de la realidad que no se ve reflejado en ellos?

  2. Hola Edwin, muchas gracias por comentar. A mi parecer mi carta natal y toda la cantidad de técnicas que la acompañan nunca determinarán que el libro que tengo ahora en mis manos se titula “Buyology”. Por lo tanto, para mí es de cajón que no todo está determinado por los astros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s