Lo divino, lo mítico y lo cientificable en Astrología

Existe una astrología que no es cientificable, que escapa del instrumento de medición, que se escurre de las manos que quieren agarrar, de la mente que quiere controlar. Existe una astrología que atraviesa los conceptos encorsetadores, que se filtra por los poros de los constructos limitadores del infinito.

Y es que una dimensión de la astrología siempre será un misterio para nosotros en tanto que la astrología participa de lo divino. Jamás osaría juzgar o atacar una astrología repleta de esta magia.

Tampoco lo haría respecto a la dimensión mítica de lo astrológico pues el mundo simbólico se nutre de los relatos inspirados en la mitología, historia, leyendas, experiencias, canciones y todo tipo de expresiones artísticas.

No obstante, existe un dominio donde no todo vale, donde se puede cuestionar, por muy antipático que sea. Este es el dominio de lo cientificable, de lo controlable, dominio donde algo puede descubrirse como inexistente allí donde supuestamente debería existir.

La psicología actual conoce muy bien cómo ser rigurosa a la hora de conocer la realidad psíquica de las personas. Disponemos de una gran cantidad de instrumentos que permiten medir conductas, pensamientos y emociones. Sobre ello hablé en mi vídeo de YouTube “Nuevos paradigmas en astrología. Hacia una Astrología Integral”:

Así pues, mientras que los astrólogos hablen de aquello perteneciente a los dominios de lo divino o lo mítico no tendré nada que decir (más allá de alertar de no confundir estos dominios con el científico). Ahora bien, si hablamos de hechos concretos, rasgos psicológicos, experiencias humanas típicas, etc., entonces eso se puede medir (mayormente) y allí voy con todo. Es aquí donde podemos hablar de cientificar la astrología.

Jamás defendería una astrología exclusivamente científica. Sería una pérdida de toda su riqueza e identidad. Sin embargo, creo que tenemos miedo a perder esa esencia al introducir a la ciencia, y es cierto que podría ocurrir en parte, pero ese miedo fomenta que no pongamos atención en la cantidad de cosas que decimos los astrólogos que podríamos medir para saber cuánta realidad hay detrás.

¿Y qué mejor para empezar que el experimento de Carta A o B?

Si eres astrólogo o estudiante puedes apuntarte aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.